¿Debo constituir una Delaware C Corp para mi empresa mexicana?

Delaware C Corp

Para la mayoría de las startups que buscan levantar fondos en Estados Unidos, las ventajas de incorporar una Delaware C Corp son obvias. Sin embargo, muchos fundadores extranjeros desconocen sus méritos o titubean por no complicar la estructura de su empresa.

Como una startup que nació en Silicon Valley, no estar constituidos como una C Corp nunca fue una opción para nosotros. Por otro lado, tampoco era factible operar sin una entidad legal en el país. (Dado que la mayoría de nuestros usuarios son de México). De esta forma terminamos con la estructura compleja de una Delaware C Corp y una S DE RL DE CV controlada por la C Corp.

Y aunque nos quejamos cada vez que tenemos que hacer nuestra declaración, si lo tuviéramos que hacer de nuevo, probablemente haríamos lo mismo. Cuando fundamos nuestra empresa en 2014 no era común ver a las empresas mexicanas con una compañía Delaware holding. Pero con el rápido crecimiento de las startups en México en los últimos años ha surgido una creciente necesidad de buscar oportunidades de financiamiento fuera del país.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de constituir una Delaware C Corp? ¿Tiene sentido para mi empresa? En este artículo responderemos a estas inquietudes desde la perspectiva de una startup que ha estado operando bajo esta estructura durante los últimos tres años.

El (obviamente) lado positivo: Tener una Delaware C Corp hace que sea más fácil levantar fondos

Si planeas levantar fondos en Silicon Valley, donde se concentra un gran subconjunto de inversionistas de capital de riesgo (Venture Capitalists o VCs), aceleradores y otros inversionistas, lo mejor es incorporarse como C Corp. Sí es posible levantar fondos como una entidad extranjera, pero puede ser un factor decisivo en muchos casos.

¿Por qué? Hay varias razones por las que los inversionistas prefieren una Delaware C Corp desde una perspectiva fiscal y legal. (Una C Corp, por ejemplo, no transfiere sus obligaciones fiscales a sus inversores, mientras que una entidad como una LLC sí). Sin embargo, los detalles de estos beneficios no son tan importantes como entender la razón de esta preferencia: menor incertidumbre.

Como empresa extranjera que presta servicios en un mercado extranjero, reducir la incertidumbre es aún más importante. Muchos inversionistas prefieren no invertir en mercados y geografías que no conocen bien. Y si eres una compañía que sirve al mercado mexicano, lo más probable es que de entrada les estés pidiendo tomar un mayor riesgo.

A esto hay que agregarle que el riesgo legal de invertir en una entidad no estadounidense que opera bajo leyes con las cuales no están familiarizados sólo hace más grande la incertidumbre, hasta llegar a un punto de ruptura donde los beneficios no superan los riesgos desde la perspectiva del inversionista.

Cuando se trata de obtener fondos, cualquier cosa que reduce la fricción ayuda. Una entidad que opera bajo una estructura legal conocida siempre facilitará la conversación, aunque los inversionistas siempre harán excepciones para equipos con una trayectoria excepcional o fundadores con un gran historial.

La desventaja de una Delaware C Corp: Obligaciones de información onerosas y costos adicionales

Como es de esperar, mantener múltiples entidades en diferentes países implica mayores costos. Afortunadamente, México y EUA tienen un tratado fiscal, lo que asegura que la empresa no será gravada dos veces sobre las mismas ganancias. Si tus operaciones están en México, tendrás que cumplir tus obligaciones fiscales primero con el SAT y luego pagar la diferencia de la tasa corporativa a su contraparte en EUA.

Desafortunadamente, tendrás que navegar por dos códigos fiscales diferentes con (probablemente) dos contadores diferentes. También tendrás que presentar dos declaraciones de impuestos, independientemente de si tu empresa está generando ganancias o no.

Operar una sociedad anónima de propiedad extranjera–que es lo que sería tu entidad mexicana propiedad de la Delaware C Corp–implica también mayores obligaciones a la hora de hacer declaraciones fiscales. Si tienes una empresa extranjera propiedad de una C Corp, todas las actividades económicas de tu compañía mexicana estarán bajo el intenso escrutinio del IRS (el servicio de recaudación de impuestos norteamericano). En esencia, el gobierno de EUA espera conocer todas las actividades financieras de la compañía al más alto nivel.

Este incluye todos los ingresos, activos, gastos (divididos en categorías) de tu empresa, los movimientos de fondos entre la compañía madre (Delaware C Corp) y la entidad mexicana, y la emisión de acciones e información a los accionistas, reportada en el Formulario 5471. Además, debes divulgar cada cuenta bancaria que haya estado abierta durante el año, incluyendo el saldo más alto que hayas tenido, mediante la presentación de la FBAR.

Este es un desglose de los costos aproximados (todo en USD):

  • Constitución: Tarifa única de $ 407 (incorporación) + $ 299 (organización posterior a la incorporación)
  • Honorarios del contador: De $ 2,000 a más de $ 6,000 por año (dependiendo de la complejidad)
  • Franquicia de impuestos: $ 350 (mínimo) por año, puede llegar hasta $ 180,000 dependiendo del crecimiento de la empresa
  • Honorarios por agente registrador*: $ 99 por año

* No es necesario tener presencia física en Estados Unidos o contratar a ciudadanos o residentes de ese país para incorporar una Delaware C Corp. Sin embargo sí es necesario pagar a un “agente registrador” que actúe como un enlace entre el estado de Delaware y tu empresa.

En las primeras etapas de una startup, esto podría significar alrededor de $ 2,500 USD por año en gastos adicionales.

Otras consideraciones cuando se trata de levantar dinero en Estados Unidos:

1. Una Delaware C Corp ayuda a establecer expectativas más claras para ambas partes.

Los beneficios de tener acuerdos bien establecidos en los cuales apoyarse sirven a ambas partes. Tú como empresa también te beneficias del sinfín de recursos libres existentes cuando se trata de documentación legal -incluyendo documentos de recaudación de fondos (por ejemplo, los Acuerdos de Notas Convertibles, SAFEs) -así como de las experiencias bien documentadas de numerosas startups que se han enfrentado a una gran variedad de circunstancias a las que comúnmente te puedes encontrar.

2. Aprovecha la presión social para atraer a inversionistas locales inciertos.

Los inversionistas, como la mayoría de los seres humanos, son influenciados inevitablemente por las acciones de sus pares. Obtener el reconocimiento de conocidos aceleradores, ángeles o VCs en el extranjero, ya sea obteniendo su inversión o añadiéndolos a tu consejo asesor, envía una señal positiva a los inversionistas locales de que tu empresa es una oportunidad de inversión que vale la pena. Aprovecha ese FOMO (Fear Of Missing Out o “miedo a perder la oportunidad”).

3. Más opciones = Mejores opciones.

Los inversionistas dentro de comunidades más pequeñas y unidas como en México tienden a ofrecer términos similares entre sí. Traer perspectivas externas puede ayudarte a negociar términos significativamente mejores. Esto parece bastante obvio, pero entre más opciones tengas, más fácilmente podrás rechazar términos desfavorables para el bienestar de tu empresa.

4. Obtén conocimiento de los diferentes mercados.

Muchos productos no son específicos a ciertas regiones geográficas. Si la expansión a otros países está dentro de tus planes futuros, conseguir financiamiento de inversionistas en esas regiones potenciales es una manera fantástica de obtener una ventaja en tu conocimiento del mercado y recabar contactos estratégicos (lo cual es especialmente importante en el caso de los servicios B2B).

5. Tener inversionistas fuera de México amplía el alcance de tu red y tus conocimientos.

Tener perspectivas diversas en la mesa te ayudará a tener nuevas ideas sobre cómo construir y crecer tu startup. (Ya sea que traigas a inversionistas de Europa, Asia o Estados Unidos)

En resumen…

La incorporación de una sociedad anónima Delaware C para tu empresa mexicana hace que sea mucho más fácil levantar fondos de inversionistas institucionales en Estados Unidos, pero también implica la importante responsabilidad de reportar al IRS. De acuerdo a nuestra experiencia, los costos y el tiempo adicionales han valido la pena, ya que la mayoría de nuestros inversionistas son de EUA. Sin embargo, esta estructura puede no tener sentido para tu startup, especialmente si el financiamiento de VC no está en tus planes futuros.

Ventajas

  • Reduce el riesgo y la incertidumbre para los inversionistas
  • Existen muchos recursos referentes a levantar fondos para una Delaware C Corp (ej. Documentos legales, documentos financieros, etc.)

Desventajas

  • Aumento de los costos. Honorarios anuales, costos de contabilidad, impuestos adicionales y una tarifa de incorporación única
  • Obligación de reportar detalladamente las actividades financieras al IRS


¿Se nos olvidó algo? ¿Quieres compartir tu situación específica o simplemente conectar? Escribe tus comentarios a continuación o ponte en contacto conmigo en hannah@mifiel.com.

Traducido por Ivette Buere