Jurisprudencia sobre fecha cierta en México, ¿cómo aplica a documentos privados?

Fecha cierta: jurisprudencia de la SCJN para documentos privados

El 6 de diciembre de 2019, se publicó en el Semanario Judicial de la Federación la tesis de jurisprudencia “2a./J. 161/2019 (10a.)”. Esta habla sobre la obligación del contribuyente de contar con fecha cierta en sus documentos privados. Su finalidad es sustentar operaciones ante la autoridad fiscal.

Pero ¿qué es lo que dice esta jurisprudencia y cómo surge?

Antecedentes

Desde la promulgación en 1928 del Código Civil Federal, su artículo 2034 —que se ha mantenido sin cambios— habla de la fecha cierta.

Este se refiere a la cesión de créditos, pero es aplicable a cualquier documento privado mediante una interpretación analógica de la Ley.

Durante los últimos años, en distintos Tribunales Colegiados en Materia Administrativa de diferentes Circuitos en nuestro país se han emitido amparos y tesis de jurisprudencia sobre la obligatoriedad de la fecha cierta en documentos privados al presentarlos ante la autoridad fiscal. Algunos han resuelto a favor de la obligatoriedad de la fecha cierta, otros en contra de esta.

El problema es que las resoluciones de dichos tribunales solo aplican a su propio circuito, a pesar de que en muchas ocasiones se trata de leyes federales. Por ello, el caso llegó a la SCJN.

La jurisprudencia de la Corte sobre la fecha cierta en documentos privados

En noviembre de 2019 la Segunda Sala de la SCJN emitió la Ejecutoria de Contradicción de Tesis 203/2019. Esta resolvió que:

“La connotación jurídica de la “fecha cierta” deriva del derecho civil, con la finalidad de otorgar eficacia probatoria a los documentos privados y evitar actos fraudulentos o dolosos en perjuicio de terceras personas. Así, la “fecha cierta” es un requisito exigible respecto de los documentos privados que se presentan a la autoridad fiscal como consecuencia del ejercicio de sus facultades de comprobación, que los contribuyentes tienen el deber de conservar para demostrar la adquisición de un bien o la realización de un contrato u operación que incida en sus actividades fiscales. Lo anterior, en el entendido de que esos documentos adquieren fecha cierta cuando se inscriban en el Registro Público de la Propiedad, a partir de la fecha en que se presenten ante un fedatario público o a partir de la muerte de cualquiera de los firmantes; sin que obste que la legislación fiscal no lo exija expresamente, pues tal condición emana del valor probatorio que de dichos documentos se pretende lograr.”

Finalmente quedó plasmada en la Tesis de Jurisprudencia “2a./J. 161/2019 (10a.)”, publicada el 6 de diciembre de 2019, que entró en vigor el 9 de diciembre del mismo año.

Fecha cierta: el caso de los documentos electrónicos

La obligatoriedad de la fecha cierta en documentos privados ha preocupado a abogados fiscalistas y contadores, pues las tres formas que plantea la jurisprudencia de la corte para obtenerla —muy similares a las que enumera el Código Civil Federal— traen problemas para sus clientes:

  1. La inscripción en el Registro Público de la Propiedad suele ser costosa. Además, cualquier persona puede consultar el registro previo pago de derechos, eliminando la confidencialidad que muchas operaciones requieren.
  2. Firmar un contrato frente a un fedatario público también suele ser costoso y tardado.
  3. La muerte de uno de los firmantes es un hecho fortuito y desafortunado. Nadie querría obtener fecha cierta en un documento por este supuesto y serían muy poco frecuentes los casos en que pudiera suceder.

Pero hay otra forma de gozar de fecha cierta. Esta es exclusiva de documentos electrónicos y se establece en el Artículo 49 del Código de Comercio. ¿Por qué? El Código de Comercio en supletoriedad del Código Fiscal de la Federación, indica la manera de obtener fecha cierta en documentos electrónicos.

Dicha forma consiste en dotar al documento electrónico de una estampa de tiempo confiable como una constancia de conservación. Las constancias las emiten los PSCs debidamente acreditados para ello por la Secretaría de Economía, de conformidad con la NOM-151.

Todo lo que necesitas saber sobre la fecha cierta en un solo lugar. Descarga el ebook.

Aunque hasta el momento el SAT no se ha pronunciado respecto de la obtención de fecha cierta mediante constancias de conservación ni tenemos conocimiento de que haya evaluado documento alguno con dicha constancia avalando la fecha cierta, el argumento es sólido y ha sido ratificado por la Prodecon y abogados expertos en la materia.

En Mifiel incluímos una constancia de conservación (NOM151) en todos los documentos. Si firmas contratos en nuestra plataforma, estos gozarán de fecha cierta y cubrirán así el requisito del SAT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte