Presunciones legales de la FIEL: cuáles son y en qué me benefician

La e.firma y los documentos firmados con ella gozan de presunciones legales de atribución e integridad. Conoce sus ventajas.

Siempre que firmamos un contrato, existe el riesgo de que alguna de las partes incumpla lo estipulado. Una de las formas más comunes en México de tratar de librarse del cumplimiento de contratos es desconocer de manera dolosa la firma o la integridad del contrato.

Para contrarrestar estas prácticas, existen algunas estrategias como la firma en presencia de testigos, la obtención de fe pública ante un corredor o notario público, la utilización de rúbricas al margen de cada página, la comparación de la firma en la identificación oficial contra la plasmada en papel —al igual que la fotografía contra el rostro de la persona—, entre otras.

En caso de usar algún tipo de firma digital, también hay prácticas y elementos que abonan a evitar el incumplimiento de alguna de las partes. Si se utiliza la FIEL o alguna otra electrónica avanzada equivalente, esta cuenta con elementos que le brindan presunciones legales.

Pero ¿qué es una presunción legal? ¿Cuáles tiene la e.firma? ¿Qué ventajas representan?

Qué son las presunciones legales

Una presunción es un hecho que legalmente se da por cierto y está establecido en la ley. Las presunciones legales se dividen en dos tipos:

  1. Presunciones iuris tantum: estas admiten prueba en contrario, es decir, su certeza es refutable.
  2. Presunciones iuris et de iure: a diferencia de las anteriores, no admiten prueba en contrario, por lo tanto son irrefutables.

La importancia de contar con presunciones a favor es que, en caso de presentarnos en juicio, la carga de la prueba pasa a nuestra contraparte.

La más conocida es la presunción de inocencia: se presume o se asume inocente al acusado hasta que se demuestre lo contrario, en este caso, su culpabilidad. Otro ejemplo común es la presunción legal de paternidad de los hijos nacidos dentro de un matrimonio.

Cuáles son las presunciones legales de la e.firma

En la firma de contratos, pueden obtenerse dos presunciones iuris tantum:

  1. Presunción de atribución: se presume que quien suscribe el contrato es quien aparece como tal.
  2. Presunción de integridad: se presume que el contrato no se alteró después de firmarse.

La documentación firmada con la FIEL goza de ambas presunciones legales.

El caso de la FIEL de persona moral

La e.firma de persona moral tiene una presunción adicional a las anteriores, misma que es de carácter iuris et de iure: se presume que los documentos firmados con la FIEL fueron suscritos por la persona que ocupe la dirección general, gerencia general o administración.

Esto implica una ventaja al firmar contratos con ella: se evita la necesidad de validar los poderes del representante legal.

Por otra parte, hay una ventaja en juicio: permite cubrirse contra la posibilidad de que la contraparte no estuviera facultada para ejercer la acción o acciones especificadas en el contrato, lo cual lo anularía.

En conclusión

A diferencia de otros tipos de firma, usar una firma electrónica avanzada como la FIEL implica contar con varias presunciones, mismas que son de gran utilidad tanto al suscribir contratos como en caso de necesitar presentarlos en juicio.

¿Quieres aprovecharlas? Ven y prueba Mifiel, te obsequiamos cinco documentos, o da clic al siguiente botón para chatear con nosotros y conocer más sobre nuestro servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizá también te interese