Entregarle la FIEL al contador es una pésima idea

La mayoría de las personas que tienen una FIEL (eFirma) se la entregan, con todo y contraseña, a su contador. Esto sucede a pesar de que al recibir la FIEL se firma un documento donde claramente se lee que es nuestra responsabilidad no compartirla con nadie, ni con el contador.

Entregar nuestra FIEL a terceras personas implica riesgos muy graves cuando entendemos que la FIEL que nos da el SAT es una herramienta para generar firmas. Es decir, al entregar nuestra Firma Electrónica Avanzada (FIEL) entregamos la capacidad de firmar documentos en nuestro nombre. Con esta herramienta tu contador puede contratar créditos por tí, firmar contratos de compraventa, ceder derechos, etc.

¿Le entregarías a tu contador hojas en blanco firmadas?

Este problema se torna más grave cuando consideramos las cualidades que le otorga la ley a las Firmas Electrónicas Avanzadas. De acuerdo a la ley, las Firmas Electrónicas Avanzadas, a diferencia de las firmas autógrafas, no son repudiables. Esto quiere decir que si tu contador hace mal uso de tu FIEL y llegas a juicio, tú vas a tener que probar que no firmaste y probar un negativo es extremadamente difícil.

El peligro es tangible cuando consideramos que existen plataformas como Mifiel que permiten firmar cualquier tipo de contrato (mercantil, de crédito, laboral, etc) utilizando la FIEL.
En un supuesto de 100% confianza hacia el contador, ¿Qué sucede si un empleado del contador se roba la computadora o las USB donde están guardadas las eFirmas? ¿Qué sucede si el contador es víctima de hackeo? ¿Confías en las prácticas de seguridad informática con el que tu contador desempeña sus labores?

Afortunadamente existen maneras de que tu contador prepare las declaraciones y tú sólo las firmes y las subas al SAT. De este tema hablaremos en un próximo post.

¿Eres de los que entregaron su Firma Electrónica a un tercero?

Tu tienes la última decisión, pero aquí te presentamos 2 opciones en línea para que vuelvas a tener el control de tu fiel.

Recomendaciones:

Si aún cuentas con tus archivos de la FIEL (.cer,.key)  y conoces tu contraseña, la mejor opción es que renueves tu certificado. Si te encuentras en el caso contrario (no tienes tus archivos de la FIEL y olvidaste la contraseña) tu única opción es revocar tu certificado. A continuación te especificamos el proceso de cada opción.

 

1. Renueva tu certificado 

a) Ingresa a la página del SAT en Consulta y descarga de certificados  y selecciona la tercera opción.

b) Accesa al portal del SAT y elige “Renovación del Certificado”.

c) Sigue cuidadosamente los pasos hasta que termines el proceso.

La ventaja de esta opción es que puede realizarse completamente en línea.

 

2. Revocar tu certificado

En esta opción eliminas tu certificado y será necesario que acudas a las oficinas del sat para hacer el trámite de nuevo.

a) Ingresa a la página del SAT en Consulta y descarga de certificados  y selecciona la tercera opción.

b) Accesa al portal del SAT y elige la opción “Revocación del Certificado”

c) Observa la imagen y continua el proceso.

 

 Revocación de un certificado de FIEL en el SAT

revocar, certificado,fiel

 

Tu FIEL va más allá del SAT, con ella puedes firmar cualquier documento legal en México. ¿Quieres saber más?

 Ingresa a Mifiel y firma tu primer documento sin costo.