Fecha cierta sin notario

Fecha cierta

El pasado 6 de diciembre de 2019 se publicó una resolución relacionada a temas fiscales en el Semanario Judicial de la Federación que ha generado gran interés por el concepto de fecha cierta.

En esta página explicaremos el impacto de esta resolución en la documentación relacionada a actos de comercio de los contribuyentes afectados.

También explicaremos cómo otorgarla mediante la obtención de constancias de conservación utilizadas en algunos sistemas de firma electrónica como Mifiel.

¿Qué es fecha cierta?

Una fecha cierta es aquella fecha real verificable en que un acto jurídico surtió efectos.

Cuando dos personas firman un contrato, pueden establecer por escrito que lo hacen en determinada fecha. Esta fecha establecida puede coincidir o no con el día en que en realidad se firma el documento. Nada impide que las fechas no coincidan, siempre y cuando sea un acuerdo mutuo entre las partes.

Sin embargo, existen casos en donde sí es necesario garantizar que un acto —por ejemplo, la firma de un contrato— ocurrió en un determinado momento. Por ejemplo, cuando se hace el traspaso de un inmueble, es necesario que este traspaso tenga fecha con certeza jurídica. Por ello se firma ante notario y se ingresa en el registro público de la propiedad.

Existen diferentes mecanismos para garantizar la certeza legal de una fecha en un contrato, pero generalmente involucra que el documento se presente ante una autoridad o un ente facultado por la misma como lo es un fedatario o notario público.

Al realizarse este proceso se dice que el documento adquiere fecha cierta.

Resolución del 6 de diciembre de 2019 y sus implicaciones

Esta resolución establece que la fecha cierta en documentos privados es un requisito exigible por la autoridad fiscal. Para combatir la simulación fiscal, el SAT está exigiendo que los documentos probatorios que presenten los contribuyentes en caso de una auditoría cuenten con dicha fecha. De esta manera, es un elemento para probar que se trató de una operación real.

Este requerimiento está causando preocupación ya que la manera más común de cubrir el requisito en un documento privado es utilizando los servicios de un fedatario público—como un notario. Esto representa un costo considerable y problemas operativos. En la siguiente sección presentamos una alternativa bastante más asequible de otorgar una fecha que sea cierta a un documento.

Explicación detallada de la resolución del seis de diciembre:

El Dr. Alfredo Reyes Krafft nos explica a detalle las implicaciones de esta resolución y las alternativas para obtener una fecha jurídicamente cierta en documentos privados.

Constancia de conservación para otorgar una fecha con certeza jurídica a un documento

Es importante aclarar que esta tesis es específica para documentos en papel. No aplica para documentos electrónicos. ¿Por qué? Porque estos cuentan con una regulación expresa en el Código de Comercio. El Artículo 49 en su segundo párrafo establece los requisitos que deben observarse para conservar de manera íntegra los mensajes de datos utilizando una constancia de conservación.

Las constancias de conservación son estampillas digitales de tiempo obtenidas de un reloj atómico y firmadas electrónicamente por un Prestador de Servicios de Certificación (PSC) acreditado por la Secretaría de Economía. Estas amparan la existencia de un mensaje de datos (un documento digital) en una fecha que es cierta. Las constancias de conservación se deben emitir siguiendo lo dispuesto en la Norma Oficial Mexicana NOM-151.

Además de permitir cubrir este requisito del SAT, las constancias de conservación dotan de presunción de integridad a los documentos digitales. Esta es de gran utilidad en juicios. Es importante mencionar que para tramitar una constancia de conservación con un PSC no es necesario compartirle el documento a estampar y su contenido.

Para entender más detalladamente qué son las constancias de conservación puedes leer este artículo:

Cómo obtener fecha cierta usando Mifiel

Todo documento firmado en Mifiel incluye una constancia de conservación que cumple con la NOM-151. Por ello, existen dos alternativas principales para otorgar una fecha con certeza jurídica a tus documentos de manera electrónica mediante nuestra plataforma:

Alternativa 1: Firma tus nuevos contratos en Mifiel

Si todas las partes cuentan con una e.firma podrán hacerlo. Así, la fecha de la última firma será cuando el mensaje de datos obtenga su constancia. Esta se considerará como cierta. Además, tanto el documento como sus firmas gozarán de presunciones de integridad, atribución y no repudio.

Alternativa 2: Sube tus contratos previamente firmados a Mifiel

Si requieres una fecha cierta para contratos que firmaste con anterioridad, esta es tu opción. En caso de ser viable, sube a Mifiel el documento base que ya firmaste. Después solicita que sea firmado de nuevo, ahora con la e.firma de cada contraparte. Así tendrá presunciones legales y certeza en la fecha en que terminó de firmarse.

Otra opción es subir a Mifiel el contrato previamente firmado, agregar a cualquier firmante —incluso es posible que no sea una de las contrapartes— y que lo firme. En ese momento obtendrá la constancia NOM-151. El documento cumplirá con el requisito de la autoridad fiscal y gozará de integridad. Sin embargo, las firmas previamente estampadas no tendrán presunción de atribución.

Conclusión

Si eres usuario de una plataforma de firma electrónica como Mifiel que integra constancias de conservación en su servicio, puedes seguir operando sin preocupación como lo vienes haciendo. Todos los documentos firmados en Mifiel cuentan con una fecha que tiene certeza jurídica.

La resolución de la Corte es exhaustiva respecto de documentos físicos. Pero no hace referencia específica a documentos electrónicos o mensajes de datos. Por su parte, el Código de Comercio es una regulación expresa. A través del segundo párrafo de su Artículo 49 y de la NOM-151 que deriva de este, establece la manera de lograr que la fecha de un documento electrónico adquiera certeza jurídica.

Dicho de otra forma, los documentos electrónicos ya tenían un ordenamiento legal indicando cómo obtener fecha cierta. Por su parte, los documentos físicos no la tenían. La resolución del 6 de diciembre de 2019 establece la forma en que un documento en papel puede obtener dicha fecha. Al mismo tiempo la hace un requisito exigible por la autoridad fiscal, sin importar que se trate de un contrato físico o digital.

Si todavía no eres usuario de una plataforma de firma electrónica, es un buen momento para empezar. En Mifiel tenemos opciones adecuadas para ti, chatea con nosotros para conocer más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like