Skip to main content

La legislación mexicana otorga a cualquier documento firmado con la e.firma presunción de atribución y garantía de no repudio. Por ello, cada vez más organizaciones deciden integrarla en sus procesos.

Sin embargo, en ocasiones alguna de las partes no cuenta con ella pero forzosamente debe firmar un contrato. Este es un caso común con personas que legalmente no están obligadas a tenerla, como el aval de un prestatario.

Idealmente dicha persona tramitaría su FIEL en el SAT para poder firmar el contrato en Mifiel, pero obtenerla podría presentar un obstáculo, retrasando el proceso para los involucrados. Si se decide que todos firmen con firma autógrafa o con firma electrónica simple, se pierde la garantía de no repudio. Ante esa situación, debe buscarse una alternativa adecuada.

Para mantener las presunciones —al menos parcialmente— y en caso de llegar a juicio poder presentar un documento sólido, ¿es posible que en un mismo contrato algunas partes firmen con la FIEL y otras con firma electrónica simple? Dependiendo del caso, puede hacerse. Analicemos la alternativa para lograrlo y sus implicaciones.

Juntar la e.firma y la firma electrónica simple

Actualmente es posible firmar con ambos tipos de firmas y obtener un solo documento final. Para lograr la mezcla, lo recomendable es elegir una plataforma que permita usar ambos tipos de firma en el mismo documento. Así quienes tengan e.firma podrán usarla para suscribir el documento, y quienes no la tengan podrán optar por un proceso alternativo de firma simple que el proveedor del servicio ofrezca

En caso de llegar a un juicio, podrá presentarse un solo mensaje de datos (documento electrónico) más sencillo de valorar para el juez, en el que todas sus firmas tendrán presunción de atribución y de esas firmas, las avanzadas tendrán garantía de no repudio.

Además, si el proveedor emite o tramita ante un PSC constancias de conservación, el documento tendrá garantía de integridad.

Combinar distintos tipos de firmas en un contrato sí es posible

En conclusión, cuando uno de tus firmantes no tiene la FIEL pero debe firmar un contrato —quien funge como aval, por ejemplo—, algunas combinaciones de firmas de diferente naturaleza son posibles para tener validez legal y ciertas presunciones.

Sin duda, la mejor opción es encontrar una plataforma que soporte tanto firma electrónica avanzada como simple en el mismo documento. .

Lo mejor es evaluar cada caso de manera individual para determinar la mejor solución.

Mifiel soporta ambos tipos de firmas dependiendo del plan contratado. ¿Quieres explorar la integración de la firma electrónica avanzada, simple o ambas en tu organización?.

    Carlos López R.

    Author Carlos López R.

    Content & UX Writer en Mifiel.

    More posts by Carlos López R.

    Leave a Reply